Iluminación exterior

En general, nos gusta disfrutar de la vida al aire libre, pasar tanto tiempo como sea posible en el exterior, especialmente cuando el tiempo acompaña, pero también en invierno, bien sea disfrutando de nuestro jardín o terraza, bien en espacios públicos, cafeterías, bares, restaurantes, hoteles, etc.

Por ello disponer de una buena y adecuada iluminación exterior es muy importante, para poder disfrutar al máximo de la vida fuera, para estar tan confortables y a gusto como en el interior de nuestras casas y pasar largas y agradables horas en compañía de amigos o en familia.

La iluminación de exteriores, se trate de una terraza, un jardín o un patio, es tan importante como iluminar el interior de nuestro hogar. Con un exterior bien iluminado, se realza la belleza de este espacio, más aún si hay plantas, flores o elementos arquitectónicos y/o estructurales singulares o que doten de personalidad al espacio exterior en cuestión.

Cabe tener en cuenta y destacar que de noche las cosas se ven distintas que por el día, donde la luz solar lo inunda todo. De noche podemos destacar puntos, zonas y elementos que haya en un espacio exterior determinado, crear juegos de luces y sombras, zonas claras y zonas oscuras, para realzar o disimular y enmascarar lo que deseemos, mejorando el aspecto de nuestro entorno y creando atmósferas especiales y únicas.

La iluminación exterior podemos tratarla o clasificarla como iluminación funcional y/o decorativa. Lo ideal es incorporar la iluminación exterior con estas dos finalidades.

Por cuanto a la función práctica de la iluminación exterior, cabe tener en cuenta que se trata de un tipo de iluminación funcional, que cumple un objetivo concreto de seguridad: ver que hay, poder transitar sin peligro.  Es importante no descuidar ciertas áreas o aspectos, como por ejemplo: caminos, senderos o recorridos, escaleras, desniveles e irregularidades del terreno si las hay, y zonas de paso, puertas, accesos y portones de garaje.

Por otra parte, y en cuanto a iluminación decorativa se refiere, un jardín, terraza o patio se pueden iluminar de manera general, y también con iluminación de detalle, destacando los objetos que más nos gusten, como macetas, una columna, una fuente, una pared  o un árbol, para acentuar así su belleza.

Iluminación exteriorEs recomendable ubicar las fuentes de luz en zonas que merezcan de iluminación, como bancos, mesas y sillas, que además de lograr un efecto estéticamente agradable resultaran útiles. Una opción decorativa es usar varios focos bien distribuidos y con luz tenue, con esto se consigue un ambiente relajante.

Importante tener en cuenta la orientación de las luminarias. Lo ideal, y en especial en zonas donde hagamos vida, es orientarlas hacia el suelo, con el fin de evitar deslumbramientos molestos, si bien hoy en día, con el uso de iluminación led exterior con ópticas asimétricas, este tipo de deslumbramiento puede minimizarse orientando la luz hacia superficies tales como paredes para obtener un agradable efecto con la luz rebotada e indirecta.

Cabe añadir que es recomendable, en grandes jardines, el uso de varios elementos distintos de luz puntual fuera de las zonas donde se haga la vida, con fines decorativos, para destacar elementos constructivos y estructurales del mismo, tales como muros, árboles, arbustos, plantas o macizos, etc. creando un juego de luces y sombras que generen profundidades que realzarán todo el entorno. Esto puede complementarse con algún tipo de luminarias, distribuidas espaciadas entre sí, de luz tenue y difusa, como por ejemplo bolas, para crear alguna zona más amplia y más iluminada, lo que ayudará a generar contrastes y a generar una confortable sensación visual.

Iluminación exterior, ejemplos:

Porches

Iluminación exterior

Iluminación exterior

Iluminación exterior

Iluminación led exterior ibiza

 

Terrazas

iluminación led exterior

iluminación led exterior

 

Espacios públicos

Iluminación exterior

 

Jardines

Iluminación exterior

Baliza