zhaga

Iluminación eficiente. Sostenibilidad.

La economía que viene, Economía circular

La actual situación general, tanto a nivel económico como a nivel ecológico, esta propiciando que cada vez crezca con más fuerza, aparezcan más iniciativas, y las empresas se planteen y vayan adoptando criterios sostenibles de economía circular. Pero, ¿qué significa esto? y ¿qué implica? Pues sobre todo significa un cambio de paradigma, un cambio de sistema, de manera de pensar. Abandonar un sistema lineal basado en el derroche y la corta vida de los productos, en el que se usan materiales primas para producir unos productos que una vez obsoletos acaban en un vertedero, por otro circuito en el que, partiendo ya del diseño de los propios productos, estos pueden o bien repararse con facilidad a lo largo del tiempo, o actualizarse y mejorarse, o reutilizar sus materias primas para producir otro tipo de productos, sin que haya pérdida de calidad en dichas materias primas.

Las empresas, motores de la economía y de los cambios, ya que si no ganan dinero con un proceso, no les va a interesar, están descubriendo que este modelo puede ser altamente rentable a la vez que sostenible.

Por otra parte, y por lo que al campo de la iluminación se refiere, la iniciativa más notable podría ser el sistema o criterio Zhaga.

Estrategias Cradle to Cradle

En nuestros proyectos de iluminación tenemos siempre presente no solo la eficiencia lumínica, el ahorro y reducción de consumos, el diseño y otros aspectos relevantes intrínsecos a todo proyecto, sino que intentamos en la medida de lo posible ser fieles a la nueva y creciente tendencia y mantener una estrategia de Cradle to Cradle, es decir, hacer posible la recuperación de las luminarias y materiales utilizados en todo proyecto al final de su vida útil para su reciclado en nuevos materiales aptos para ser reutilizados por la industria, evitando la generación de residuos inútiles.

iluminación eficiente

 

Criterios que aplicamos en el desarrollo de proyectos

Existen una serie de normativas y códigos reconocidos a nivel internacional, cuyo objetivo es marcar las pautas para una construcción y edificación eficiente y sostenible.

Estas normativas y códigos a su vez implican la adopción de unos criterios constructivos, cuyos resultados permitan la certificación del grado de eficiencia y sostenibilidad de cualquier edificio.

Quizá la más conocida y prestigiosa a nivel internacional sea la normativa ASHRAE (USA), cuya aplicación permite acceder al sistema de certificación LEED.

Nosotros nos basamos en estos criterios y normativas a la hora de desarrollar, diseñar y planificar cualquier proyecto de iluminación, en especial en el punto o standard 90.1 de la normativa ASHRAE, que hace referencia a la eficiencia energética en el alumbrado, y que a su vez se basa en gran medida en la recomendaciones y estudios de IESNA (Illuminating Engineering Society of North America)

De este modo y gracias al seguimiento e implementación de dichas recomendaciones, en función de la tipología del edificio o construcción, procuramos lograr la máxima eficiencia en todos nuestros proyectos, sin renunciar a la confortabilidad, diseño y gustos del cliente.

iluminación eficiente

Ir arriba