Cómo iluminar el salón de casa

El salón es una de las estancias o espacios principales y de más uso en una vivienda, por ello vamos a tratar de dar aquí algunos consejos e ideas sobre cómo iluminar el salón de casa adecuadamente.

No es la primera vez que lo decimos. La iluminación es fundamental, pero en la mayoría de casos, y sobre todo a nivel residencial y doméstico, no se le da la importancia que requiere ni el tratamiento adecuado. La luz incide directamente sobre nuestro estado de ánimo, en nuestro bienestar, sobre nuestro rendimiento. Una iluminación inadecuada puede llegar a generar o causar cambios de humor, fatiga ocular, dolor de cabeza, etc.

No se trata de tener mucha luz, sino que lo importante de verdad es disponer de la luz adecuada en todo momento y para toda actividad. Un claro ejemplo: sentados en el mismo sofá, en el salón de casa, no necesitamos la misma luz para leer un libro que para ver la televisión, cada actividad requiere unos niveles y un tipo de luz diferente.

Cómo iluminar un salón
Cornisa iluminada con luz indirecta en el salón

Pero vamos a cómo iluminar un salón… Como ya hemos dicho, el salón suele ser la estancia principal de la casa, y como tal, son mucha y muy diferentes las actividades que pueden llegar a desarrollarse en él, si bien la cocina también tiene mucho protagonismo en el desarrollo de variadas actividades. En muchas ocasiones en el salón los niños estudian y hacen los deberes o juegan, comemos y cenamos, nos reunimos con amigos o familiares, leemos, vemos la televisión, descansamos, celebramos acontecimientos familiares,….y con el tele-trabajo, muchas veces se convierte también en oficina.

Un salón convencional habitualmente suele tener dos ambientes principales: la zona de estar y la zona de comer. Cada una requiere su iluminación especializada.

Aspectos a tener en cuenta:

Color de la luz: con el fin de relajarnos y de crear un ambiente cómodo, agradable y acogedor, recomendamos el uso de temperaturas de color cálidas, entre 2700K y 3000K, e incluso combinar ambas, por ejemplo 3000K para iluminación general directa (luces de techo tipo spots o downlight) y 2700K en iluminación ambiental e indirecta, como puede ser iluminación lineal integrada en mobiliario, y en lámparas de pantalla que emitan una luz ambiente difusa, por ejemplo.

  • Lámparas especializadas: recomendamos disponer de diferentes tipos de lámparas y luminarias y fuentes de luz, para diferentes actividades. Por ejemplo, creemos importante disponer de una lámpara de lectura, que puede ser de pie o de mesa, junto al sofá, donde podamos sentarnos o tumbarnos a leer, y que nos permita disponer del nivel adecuado de luz sobre la superficie del libro. Una lámpara orientable focal ya nos puede servir y proporcionar los 500 lux recomendados para la lectura.
    lámparas de lectura para el salón
    Cómo iluminar un salón. Lámparas de lectura.
  • Tamaño del espacio a iluminar: el tamaño del espacio del que disponeos también es un factor que determinará qué tipo de luces y lámparas utilizar. SI el techo es bajo o el espacio es reducido, no recomendamos el uso de lámparas suspendidas, pues visualmente todavía empequeñecerá más el espacio. Por el contrario, si el espacio es de grandes dimensiones y/o disponemos de una gran altura, el uso de lámparas de suspensión, e incluso de lámparas de pie de gran formato con brazo pueden ser una gran solución, a la vez que dichas lámparas serán un foco de atención de la decoración del salón.
  • Luz para relajarse y descansar: lo ideal es contar con lámparas que proporcionen una luz difusa, como por ejemplo lámparas de mesa o de pie con pantalla, que matizarán la luz y generarán una distribución más uniforme. También son muy adecuadas lámparas opales, pues emiten ya una luz homogénea y difusa, y a la vez suelen ser decorativas, e incluso las lámparas de papel.
  • Evitar deslumbramiento: hay que evitar en la medida de lo posible el deslumbramiento, y especialmente cuando miramos la televisión. Hay que intentar no tener reflejos de las luces en la pantalla de la televisión, que puede resultar muy molestos y causar fatiga. Una buena solución es colocar una luz lineal tenue con un difusor opal que ilumine por detrás de la televisión de un modo suave, o bien una lámpara de luz difusa y tenue en el mismo mueble de la televisión.
  • Iluminación indirecta: cada vez más se estila y usa la iluminación indirecta, ya que su distribución suele ser más homogénea, reduce el deslumbramiento y es muy confortable. Hay muchas manera de conseguir crear ambientes con luz indirecta: mediante el uso de cornisas  en techos y foseados perimetrales de la estancia, mediante la integración de iluminación lineal en muebles y estanterías, o bien simplemente usando focos y proyectores orientables y colocarlos de modo que proyecten la luz contra las paredes. También hay hoy en día gran número de luces murales o de techo con proyección asimétrica, que proyectan la luz directamente hacia el suelo, el techo o las paredes, según como se instalen.
    Lámparas de pie para el salón
    Cómo iluminar el salón. Lámparas de pie con brazo.

Iluminación del salón por zonas:

  • Zona de estar: en la zona de estar, donde están los sofás y butacas, y suele estar la televisión, hay que tener especial cuidado y atención, y procurar que le iluminación sea lo más polivalente posible. Solemos recomendar combinar diferentes tipos de iluminación, que incluyen focos empotrados en el techo, a poder ser con regulación, para tener cuando se precise una buena iluminación directa y general, así como combinar con lámparas de pie y de mesa, con luz difusa para iluminación auxiliar, que contribuyan a crear un ambiente relajado y confortable. Cabe recordar como ya hemos comentado anteriormente que aconsejamos disponer también de al menos una lámpara de lectura que nos permita proyectar al luz directamente sobre el libro, revista o periódico. Para tal fin suelen usarse lámparas de pie. Con la evolución de la tecnología led y de los sistemas de iluminación lineal, en muchas ocasiones hoy en día se sustituye la tradicional iluminación general con focos o downlights por foseados y cornisas con luz led lineal indirecta, si bien una combinación de ambos puede ser adecuada en muchos casos. Finalmente, si disponemos de librería, biblioteca o algún tipo de mueble aparador, puede ser interesante iluminar sus estantería y convertir de este modo los muebles en lámparas, que generan una agradable iluminación indirecta, ambiental y decorativa.
    proyecto iluminación salón con luces de diseño
    Iluminación general del salón con luces de carril.
  • Zona de comedor: en la mayoría de casos, la zona destinada a comedor suele estar integrada con el mismo espacio del salón, si bien son ambiente diferenciados, comparten un mismo espacio. La mesa de comer es importante que esté bien iluminada, y hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones en la mesa del comedor se desarrollan otras actividades a parte de comer, como hacer deberes, jugar a juegos de mesa, etc. Habitualmente se suelen utilizar lámparas de suspensión sobre la mesa del comedor, si bien también se utilizan en numerosas ocasiones downlight empotrados sobre la mesa. El uso de uno u potro método en parte vendrá determinado, de un lado por loa gustos de cada uno, y por otra parte, por el tamaño o medida de cada salón y altura de techo, pues como ya hemos comentado anteriormente, en espacios pequeños o con techo bajos, el uso de lámparas colgando del techo puede hacer que el espacio todavía empequeñezca más. En el caso del uso de lámparas suspendidas, hay que intentar que estas no deslumbren, y pondremos una o más lámparas según sea el tamaño de la mesa. Igualmente, las lámparas de suspensión en el comedor deben instalarse a una altura de entre 70 y 80 cms con respecto a al mesa, permitiendo ver la cara de las personas que tengamos en frente, y siempre montadas por encima de al visual.
    Lámpara FOLD de diseño
    Iluminación para la mesa del comedor
  • Zona de despacho o home-office: recientemente el tele-trabajo se ha popularizado, y en la mayoría de los casos se ha habilitado un espacio en el salón como zona de trabajo u oficina. Si vamos a pasar muchas horas trabajando en dicha zona, es muy importante disponer de una iluminación adecuada. Hay que tener en cuenta que si trabajamos con ordenador, hay que evitar los reflejos en la pantalla. Como con toda probabilidad no vamos a querer suspender ningún tipo de luz sobre al zona de oficina o escritorio en el salón, para que no parezca realmente una oficina, recomendamos el uso de lámparas de mesa con luz difusa, o bien de flexos direccionales de sobremesa, así como, también, el uso de lámparas de pie con brazo que permitan orientar y colocar la lámpara sobre al mesa de trabajo. Recomendamos aquí la lectura del artículo Home office o cómo iluminar una oficina en casa

Lámparas recomendadas para el salón

Ir arriba